Clean-up and Brand Audit Activity at Miramar Beach in Mexico.
Want to do more?
#SobreGreenpeace #Únete ¡Apóyanos!

Gracias a tu donativo podemos seguir luchando por el planeta.

Participa ×

La actividad humana tiene un costo muy alto para el planeta. La deforestación, la expansión de la mancha urbana y la contaminación de las aguas tiene como resultado la destrucción de ecosistemas enteros, lo que amenaza poco a poco la sobrevivencia de muchas especies de plantas y animales que nunca más veremos.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 059 (actualizada en 2019), en México hay un catálogo de más de 500 especies (entre plantas y animales de todo tipo) en peligro de extinción y casi 50 que ya son consideradas probablemente extintas en el medio silvestre. 

Aquí va la lista de cinco animales que, de acuerdo con la clasificación más actualizada de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), son especies nativas de México pero cuyos ejemplares en vida libre dentro del territorio nacional han desaparecido, hasta donde la documentación y los estudios realizados lo prueban, pero de la cual se conoce la existencia de ejemplares vivos, en confinamiento o fuera del territorio mexicano.

  • Oso grizzly (Ursus arctos horribilis)

También llamado oso pardo u oso plateado, este mamífero fue acosado durante años por la cacería. De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), dentro de México este oso vivía en zonas de pastizales y zonas montañosas pobladas de pinos en donde se alimentaba principalmente de plantas, frutas, insectos y ocasionalmente de animales pequeños y carroña. Su existencia debió abarcar desde poco más de 10 mil años, hasta que la actividad ganadera se extendió a zonas silvestres y comenzó su cacería. 

  • Foca monje del Caribe (Phocidae monachus tropicalis)

Es considerada la primera especie de foca en extinguirse directamente por causas humanas, ya que se generalizó la idea de que era una amenaza para los bancos de peces y se inició una campaña para su exterminio. La contaminación, alteración del hábitat, sobrepesca y enmallamientos también contribuyeron a su extinción, de acuerdo con información de la organización Artimalia.

  • Carpintero imperial (Picidae campephilus imperiali)

Habitante en la Sierra Madre Occidental, fue considerado el pájaro carpintero más grande que ha existido en el mundo. Su extinción se debe a la tala del bosque y a su caza con fines alimenticios, de uso en remedios tradicionales o para satisfacer la curiosidad. La especie también fue objeto de campañas de envenenamiento como las emprendidas contra el lobo mexicano y el oso pardo, de acuerdo con datos de la Conabio.

  • Toquí pinto de Guadalupe (Passerellidae pipilo maculatus)

Hasta 2017, esta ave aún era considerada especie en peligro de extinción. Sin embargo, en su actualización de 2019, la Semarnat ya la consideró probablemente extinta. Su desaparición está vinculada con la alteración de su hábitat, la Isla de Guadalupe, que hoy es considerada reserva de la biósfera pero que por años sufrió la depredación animal y vegetal endémica por la introducción de especies no nativas. 

  • Guayacón bonito (Poeciliidae priapella bonita)

Era un pez pequeño de 45 mm de longitud máxima. Su coloración era oliva en la parte superior y blanco por debajo, con algunas bandas laterales en el dorso y aleta caudal con la punta negra. Era una especie endémica de México, cuya distribución estaba restringida a los tributarios del norte del río Papaloapan, Veracruz; habitaba en remansos de arroyos bien sombreados, de agua clara y fondo rocoso. La última colecta que se hizo de esta especie fue en 1950 y no ha sido recolectada en numerosos esfuerzos de búsqueda posteriores, de acuerdo con el sitio web Naturalista.

La desaparición de estas especies a causa de la actividad humana nos enseña que el mundo debe caminar en un sentido diferente y en lugar de sobreexplotar a la naturaleza, se deben dirigir todos los esfuerzos a la conversación de los ecosistemas que, a pesar de los embates, se muestran resilientes.