Urban Revolution Viaduct Protest in Mexico. © Argelia Zacatzi
Want to do more?
#ContaminaciónDelAire #Transporte Exige transporte seguro y sin contaminación del aire

Exijamos más y mejor transporte que nos ayude a mejorar el aire que respiramos en nuestras ciudades

Participa ×

La lluvia ácida es consecuencia directa de la contaminación atmosférica y es tan antigua como las erupciones volcánicas, dicho fenómeno causa la emisión de múltiples gases que alteran el PH del agua volviéndola toxica para el entorno. Sin embargo, la revolución industrial desde su inicio además de facilitar la existencia del humano en muchos aspectos, llevó la contaminación del aire y la atmosférica a niveles inverosímiles, por lo tanto la lluvia ácida también incrementó su toxicidad. 

Para que una lluvia sea considerada ácida debe tener concentración elevada de ácido sulfúrico y ácido nítrico, cabe mencionar que la nieve y la niebla también pueden sufrir dicha alteración. Aunque tengamos poca referencia de estos ácidos en nuestro cotidiano sin duda sólo sus nombres nos remiten a algo muy dañino. Estos contaminantes se forman a partir de la quema masiva de combustibles fósiles que producen principalmente dióxido de azufre y óxido de nitrógeno en combinación con agua, oxigeno y otras sustancias.

Contaminación del aire

Contaminación del aire

La lluvia ácida tiene consecuencias nocivas principalmente para los lagos, arroyos y cualquier medio natural acuático que te venga a la mente, al cambiar su PH se vuelven tóxicos para su flora y fauna habitual. Además, también contamina bosques y selvas alterando desde los nutrientes del suelo hasta las hojas. Resalto aquí a modo de reflexión si todo esto te suena lejano a tu realidad: todos los ecosistemas están interconectados y lo que afecta al agua, y a nuestro medio ambiente afecta a toda la humanidad.

 

¿La lluvia ácida podría afectar las pirámides de Teotihuacan?

Sí, las pirámides de Teotihuacan, el Ángel de la Independencia en al CDMX, la Minerva de Guadalajara,  la Gran Pirámide de Cholula, el Reloj Monumental de Pachuca, el Acueducto de Querétaro y el Parque Fundidora de Monterrey  por mencionar algunos lugares icónicos de nuestro país, son afectados por la lluvia ácida, ya que provoca la corrosión de elementos metálicos, altera los componentes de la piedra caliza  y también daña el mármol, por lo que acelera de manera agresiva el proceso natural de desgaste de construcciones, monumentos y hasta de la pintura de los automóviles. Tus viajes en vacaciones o paseos los fines de semana a estos maravillosos lugares pueden volverse una experiencia poco agradable al llegar a un deterioro anormal a corto plazo.

Las grandes ciudades donde también hay mayor concentración de población son las más afectadas por la cercanía que tienen a las zonas industriales y por la concentración del uso de automóviles. Después de una contingencia ambiental la lluvia sí es la que ayuda a la limpieza de nuestros cielos y del aire, pero si no se prolonga por al menos 5 días seguidos y la concentración de contaminantes es fuerte no se logra dicho efecto.

Teotihuacán y contaminación

Teotihuacán y contaminación

La degradación de las piedras de monumentos históricos y catedrales por este fenómeno es inminente y aunque no se ha comprobado que cause daños al contacto con la piel, si llega a coincidir que después de una gran lluvia salga el sol, la evaporación sí podría causa daños en las vías respiratorias de la población. 

La lluvia ácida afecta nuestro entorno acuático y natural en general, afecta con mayor fuerza en la ciudades, hagamos conciencia con estos datos, lo que afecta a nuestro entorno nos afecta a nosotros mismos, por ello es urgente tomar y exigir medidas que contrarresten prácticas dañinas. 

 

Entre las medidas que pueden tomarse para  reducir los contaminantes que provocan la lluvia ácida se encuentran:

  • Ampliar los sistemas de transporte garantizando calidad para incrementar el número de usuarios.
  • Migrar en el mayor porcentaje posible al transporte eléctrico.
  • Disminuir considerablemente el uso del automóvil, sobretodo en recorridos que pueden realizarse en bicicleta o caminando.
  • Convertir el uso de la bicicleta en algo cotidiano, que va a contribuir a la mejora del medio ambiente y de nuestra salud.
  • Exigir a los gobiernos que construyan la infraestructura urbana necesaria y creen las políticas públicas para que el uso de la bicicleta sea seguro y de fácil acceso para todas y todos. 
  • El ahorro de energía en los hogares tiene como resultado una reducción considerable de utilización de químicos en las centrales.
Transporte público con bicicleta

Transporte público con bicicleta

 

El cambio por la mejora en nuestro medio ambiente sí esta al alcance de nuestras manos, tanto en las acciones que emprendamos localmente como en lo exigentes que seamos con nuestros gobiernos.

Firma esta petición y exige transporte seguro, eficiente y no contaminante