#ContaminaciónDelAire

Calidad del aire

Únete al movimiento para exigir aire limpio.

Participa

Las personas son la sangre vital de las ciudades. Las ciudades albergan a más de la mitad de la población mundial, un número que podría crecer a casi 70% para 2050. Por ello, necesitamos ciudades que se centren primero en las personas y dejen de estar dominadas por los automóviles y el tráfico.Los automóviles son ruidosos, generan malos olores en el ambiente, acaparan el tránsito y son realmente perjudiciales para nuestra salud. Más del 95% de la población mundial respira aire dañino, lo que es una mala noticia porque la contaminación del aire es la cuarta causa de muerte en el mundo con 4,2 millones de personas que mueren anualmente por esta razón.

También es un problema muy serio para la salud de nuestro planeta. Recientemente, Greenpeace publicó un informe basado en una nueva investigación del Centro Aeroespacial Alemán que muestra que solo tenemos diez años para deshacernos de los vehículos de combustibles fósiles si queremos evitar los peores impactos del cambio climático. La era de los vehículos de combustibles fósiles debe llegar a su fin.

Tenemos una visión de futuro en la que las ciudades están limpias, conectadas y centradas en la comunidad. El mes pasado, en el Día Mundial sin Autos, probamos cómo podría ser el mundo si pensamos el futuro.

Te decimos cinco razones por las que nuestra ciudad sería mejor si empezamos a poner a las personas antes que a los autos:

  1. Menos contaminación del aire y del ruido. Cuando el centro de la ciudad de París quedó sin automóviles en 2015, los niveles de dióxido de nitrógeno se redujeron hasta un 40% en algunas partes de la ciudad, y los niveles de sonido se redujeron a la mitad en el centro de la megalópolis.
  2. Más espacio para vivir- sin tráfico. Liberar las carreteras del predominio del tráfico crea más espacio para los parques, las plazas y la vida comunitaria. Los espacios verdes también pueden recuperar parte de nuestra biodiversidad urbana perdida.
  3. Mejor infraestructura para el transporte activo: caminar, andar en bicicleta, patinar y otras formas de transporte activo son buenos para nuestros cuerpos y el planeta. Menos espacio para automóviles significa más espacio para carriles para bicicletas y una infraestructura peatonal segura en nuestras calles.
  4. Más dinero para mejores transportes públicos que funcionan con energía renovable y planes más sostenibles para compartir autos eléctricos. ¡Construir y mantener carreteras para automóviles cuesta mucho dinero! Pasar esa inversión al transporte sostenible significa que podemos tener la misma movilidad conveniente sin la huella de carbono.
  5. Deshacerse de las carreteras y reducir los vehículos que emiten contaminación nos ayudará a enfriar el planeta. Parques en lugar de carreteras y concreto que absorben el calor ayudarían a reducir las islas de calor urbano, y en general harán que nuestras ciudades sean lugares más fríos para vivir.

Las mejores ciudades son aquellas en las que no solo sobrevivimos, si no en las que prosperamos. Las que nos permiten tener grandes vidas, audaces y hermosas. Carnavales. Picnics. Fiestas en la calle. Arte callejero. Bailar. Cantar. Emocionarse. Sacudirse. Crear. Conectar.

Últimas publicaciones

Comments

Deja tu Comentario

Discussion

Close