¡Exijamos leyes que prohiban los plásticos de un solo uso! Las corporaciones evaden su responsabilidad porque no existe un marco que las regule. Desplastifiquemos México.

Participa

Dentro de los plásticos de un solo uso podemos encontrar a las bolsas de acarreo y a otros tipos de bolsas plásticas, como aquellas que los supers ponen en la sección de frutas o verduras o las usadas para envolver alimentos. Su carácter desechable, ya que estos productos están diseñados para usarse sólo por unos cuantos minutos o por un par de veces y después tirarse, hace que contribuyan a la generación desmedida de residuos que van a parar a rellenos sanitarios y a la naturaleza, incluidos nuestros océanos. 

Tortuga con plástico en el fondo del mar
Tortuga con plástico en el fondo del mar © Troy Mayne / Oceanic Imagery Publications

Debido a que el plástico no se degrada con facilidad, estos productos permanecen en nuestros ecosistemas por decenas o hasta cientos de años y en este tiempo interactúan con hasta 700 especies marinas, ocasionando la muerte de 100 mil mamíferos marinos al año y de un millón de aves. Además, estudios científicos han demostrado que la fragmentación de estos artículos está inundando prácticamente todos los rincones de nuestro planeta con microplásticos, desde ríos y mares, hasta las nubes, el agua de lluvia o el polvo que vuela con el viento. Desde la fosa de las marianas, uno de los sitios más profundos del océano, hasta el hielo del ártico.

Hoy 3 de julio, se conmemora el Día Internacional libre de Bolsas de Plástico, y queremos aprovechar esta efeméride para invitar a la ciudadanía a reflexionar sobre este grave problema ambiental, así como a amplificar nuestros esfuerzos con acciones individuales, pero también con demandas más fuertes a nuestros gobiernos y a las empresas, para que no tengamos que seguir conmemorando una fecha que podría desaparecer de nuestro calendario si diéramos solución de una vez por todas a este grave problema ambiental. 

Así, para realmente combatir la contaminación por plásticos debemos reducir y eventualmente eliminar nuestro consumo de plásticos de un solo uso. Manteniéndonos en el tema de hoy, para reducir nuestro consumo de bolsas plásticas, la primera premisa es recordar que los plásticos de un solo uso son un problema ambiental porque están insertos en la cultura del usar y tirar, en la cultura de lo desechable, por esto debemos combatir esta cultura a través de optar por opciones reutilizables, es decir, por productos que sean resistentes, de calidad, durables, que podamos usar por mucho tiempo y un gran número de veces, evitando generar residuos. 

Plastic Consumption in Mexico. © Argelia Zacatzi / Greenpeace
Vivimos la sobreproducción de plástico en nuestro país. © Argelia Zacatzi / Greenpeace

Para ello, lo principal es llevar siempre nuestra bolsa reutilizable al hacer compras, sean éstas de despensa en el súper, de frutas en el mercado, o de cualquier otro artículo, para evitar que nos sigan dando bolsas de acarreo o de camiseta. Ojo, esto no significa que debamos comprar bolsas reutilizables nuevas, o peor aún que compremos una cada vez que vayamos al supermercado porque se nos olvidó en casa la que tenemos, la idea es reducir nuestro sobreconsumo, y para ello podemos optar por utilizar una mochila que ya tengamos,  alguna canasta o cualquier bolsa con el tamaño adecuado para cargar las compras. Exploremos maneras de asegurar que no olvidemos llevarlas, como mantenerlas en la cajuela del coche o guardarlas en tu bolsa de mano.

En este mismo sentido, conviene recordar que cambiar las bolsas de plástico por bolsas de papel, biodegradables, compostables o reciclables no es la solución, ya que siguen ancladas en la cultura de usar y tirar, y siguen generando desechos. La única opción para atacar realmente el problema de raíz son las bolsas reutilizables.

Así también, para evitar las bolsas plásticas para guardar alimentos, podemos optar por llevar nuestro propios contenedores reutilizables para guardar la comida que nos despachen en el súper, en el tianguis o en el mercado de nuestra preferencia.

Cambia tu estilo de vida por uno zero waste
Cambia tu estilo de vida por uno zero waste © Manuela Clemens / Greenpeace

La industria del plástico, fabricantes, envasadores, y otras empresas han aprovechado la coyuntura del COVID-19 para hacernos creer que es más seguro comprar productos en plásticos de usar y tirar. Y así, ha aumentado de nuevo durante la cuarentena el consumo de plástico. Sin embargo, estos argumentos han sido desmontado por cerca de 120 expertas y expertos en salud pública y epidemiología que han firmado una declaración explicando que los envases reutilizables (incluidas las bolsas) son incluso más seguras que las de un solo uso. Mira esta declaración aquí.

Este mes también se celebra el Julio sin Plásticos, así que es una gran oportunidad para cambiar nuestros hábitos de consumo y transitar hacia formas más responsables con nuestro planeta. Y esto implica dejar los desechables atrás y optar por opciones reutilizables.

¿Quieres hacer más por el planeta y poner un alto a la contaminación plástica? Únete aquí.