Hoy tenemos la oportunidad de hacer frente a esta crisis y reinventar nuestro estilo de vida y el modelo actual de consumo masivo hacia uno…

Participa

Salir a caminar o andar en bicicleta es una experiencia increíble. Sientes el viento en tu cuerpo, vas a tu propio ritmo, disfrutas del día, haces ejercicio, no tiene costo y experimentas una sensación de libertad que no te da otro tipo de transporte, pero ¿esto es posible en las ciudades? 

Definitivamente sí. No sólo es posible, es urgente que transitemos hacia nuevos modelos de movilidad: menos contaminantes, más eficientes, más seguros y más equitativos. Actualmente, el transporte produce una cuarta parte de las emisiones de gases que provocan el cambio climático, de acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC). ¡Esto tiene que cambiar!

Moverte en bicicleta no es tan difícil. ¡Inténtalo y mejora tu ciudad!
Moverte en bicicleta no es tan difícil. ¡Inténtalo y mejora tu ciudad!

Sabemos que actualmente las vialidades de las grandes ciudades, con puentes altos y avenidas grandes, están diseñadas principalmente para el transporte privado y motorizado. Esta desigualdad es una realidad, sin embargo, una parte de la ciudadanía no se ha detenido por ello y le ha apostado a construir una movilidad sustentable, es decir, un modelo de traslado y de ciudad que permite a las personas ir de un lugar a otro sin generar tantas emisiones contaminantes, de forma accesible, eficiente, segura y equitativa para todo tipo de personas y necesidades.

Esta ciudadanía que está cansada de la movilidad que privilegia el automóvil ha encontrado nuevas formas de moverse en sus ciudades. Te damos unos tips:

  • Transporte multimodal: algunas personas que recorren diariamente distancias largas han optado por el transporte multimodal; es decir, usan más de un tipo de transporte durante su recorrido en lugar de sólo usar el automóvil o camiones públicos, e incluyen tramos largos de bicicleta o caminata para evitar la contaminación o la aglomeración en el transporte público motorizado.
  • Escapa del tránsito: experimenta y mide las distancias y el tiempo que haces de un lugar a otro en hora pico. Tal vez descubras que, por el tránsito, haces menos tiempo en bicicleta que en automóvil. Por ejemplo, Greenpeace participó en 2018 en un Desafío Modal cuyo objetivo era demostrar que no existía un transporte exclusivo para garantizar la movilidad eficiente en la Ciudad de México. Como parte de este reto, diferentes tipos de vehículos (motorizados y no motorizados) hicieron un recorrido de aproximadamente 6 km en las colonias céntricas de la Ciudad de México, a las ocho de la mañana (hora pico). Al cierre del recorrido se identificó que la bicicleta fue el segundo vehículo que hizo menos tiempo en llegar, el menos contaminante y el más satisfactorio. 
  • Reduce día a día el uso de automóvil: ábrete a las posibilidades. Si diario viajas en automóvil tal vez te estés perdiendo de una experiencia importante. Intenta reducir el uso del vehículo poco a poco, úsalo cada tercer día, una vez a la semana, sólo los fines de semana o únicamente cuando las distancias sean muy largas o lleves mucha carga de pasajeros o equipaje. Que tu primera opción para moverte sea siempre la más eficiente, saludable, económica y buena para el medio ambiente. 
  • Rodadas ciclistas: organízate con tus amistades, tu familia, las personas de tu trabajo o tu colonia y armen una rodada. Hablen con el personal de seguridad de la ciudad y pidan a las autoridades a través de oficios o llamadas a Atención Ciudadana que les faciliten las condiciones para que una vez al mes o cada quince días ustedes puedan ocupar las avenidas principales durante un determinado tiempo para hacer recorrido festivos o de paseo en bicicleta.  
  • Verifica rutas y distancia: cuando te decidas a viajar en bicicleta o caminar con mayor frecuencia para ir a la escuela, trabajo o cualquier actividad diaria, explora varias rutas. Descubrirás  que tienes más de una opción para elegir. Mide el tiempo que haces en cada una de ellas, identifica cuál te hace el recorrido más placentero y cuál te da más seguridad. ¡Disfruta tu camino todos los días!

¿Quieres saber más tips que te ayuden a ser responsable con el medio ambiente? Entra a nuestro sitio.

Es cierto, las autoridades de nuestras ciudades aún tienen muchos pendientes con la ciudadanía que está dispuesta a buscar formas de movilidad más sustentables. Aún hay mucho por hacer y exigir. Mientras esto sucede, que nada te detenga. Tú eliges de qué forma te quieres mover y cómo quieres disfrutar más y mejor tu ciudad. 

¿Quieres hacer más por el planeta? Únete aquí y protege el medio ambiente.