Want to do more?
#ConsumoResponsable Consume menos, consume mejor

Hoy tenemos la oportunidad de hacer frente a esta crisis y reinventar nuestro estilo de vida y el modelo actual de consumo masivo hacia uno…

Participa ×

Sí. Producir energía en nuestros hogares es fácil y responsable con el medio ambiente. ¿Has oído hablar de la energía distribuida? Te explicamos qué es y cómo puedes impulsarla desde tu hogar.

Actualmente, en México el consumo de energía eléctrica en el sector residencial o doméstico equivale a 25% del total nacional, de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor. 

Instala paneles solares en tu hogar
Instala paneles solares en tu hogar © Diego Baravelli / Greenpeace

Existe un modelo de generación de energía que podría hacer la diferencia y que podrías impulsar desde tu propio hogar. Este es el modelo de energía distribuida que, según diversas descripciones retomadas por la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, se refiere a la generación o el almacenamiento de energía eléctrica a pequeña escala, lo más cercana al centro de carga, con la opción de interactuar (comprar o vender) con la red eléctrica y, en algunos casos, considerando la máxima eficiencia energética. 

Algunas características son: 

  • Se genera en pequeña escala y está instalada cerca del lugar de consumo.
  • Usa instalaciones que son pequeñas en relación con las grandes centrales de generación, para poder conectarlas casi en cualquier punto de un sistema eléctrico.
  • Se conecta directamente a las redes de distribución.
  • Se produce a través de instalaciones de potencia reducida, menos de 500 KW.
  • Están situados dentro o cerca de los centros de carga.
  • Emplea tecnologías eficientes.

Nuestro hogar es un lugar de consumo en el que  se puede generar energía a pequeña escala a través de nuevas tecnologías. Su instalación significa una inversión económica que varía según el mercado, pero cuyo costo se puede recuperar con lo que se ahorra en energía eléctrica. Algunos ejemplos son:

  • Techos solares: son placas que acumulan y almacenan la energía solar que se recoge a lo largo del día y está disponible en cualquier momento. Su costo depende de tu consumo y necesidades.
  • Calderas de biomasa: usa combustible de origen biológico y natural, como astillas de madera y residuos orgánicos.  
  • Turbinas eólicas domésticas: son pequeños aerogeneradores (aparatos con turbina) que generan energía con la fricción del aire. Se aprovechan mejor en lugares con mucho viento.  
  • Baterías para energía solar: son dos electrodos sumergidos en un electrolito que almacenan energía solar para después distribuirla.
  • Calentadores solares: son aparatos que convierten la energía solar en calor que se usa para calentar algún líquido por medio de tubos de vidrio.
  • Estufas solares: son dispositivos, de distintos materiales (aluminio, cartón, entre otros) que sirven para cocinar alimentos con la energía del sol. 
Energía distribuída, una forma de generar electricidad cuidando el medio ambiente
Energía distribuída, una forma de generar electricidad cuidando el medio ambiente

México tiene un gran potencial para producir energía solar domiciliaria, ya que en el 70% de nuestro territorio es viable instalar paneles solares. Con la tecnología actual, es posible producir esta energía a un costo menor y de forma sustentable, de acuerdo con el Centro de Investigación en política pública. 

De acuerdo con el Primer análisis sobre los beneficios de la generación limpia distribuida y la eficiencia energética en México, de la Secretaría de Energía, si se sustituye en un millón de hogares de algunos equipos como el refrigerador, la lavadora, el aire acondicionado, el ventilador y lámparas por otras tecnologías más eficientes y ahorrativa, se podrían obtener ahorros adicionales para el Gobierno Federal de 600 millones de pesos, además de que las viviendas podrían reducir su consumo de electricidad hasta en 18%. Esto permitiría reducir la emisión de 550 mil toneladas de dióxido de carbono, así como el consumo de 281 millones de litros de agua. 

¿Quieres conocer más tips que te ayuden a ser responsable con el planeta? Entra a nuestro sitio.

Nuestro planeta necesita un cambio. Los hábitos de consumo y los estilos de vida de las personas que lo habitan son centrales para reducir los gases contaminantes que producen el cambio climático. Consume menos, consume mejor y dale un respiro al planeta.

Súmate para hacer más por el planeta. ¡Te necesitamos!