Hoy tenemos la oportunidad de hacer frente a esta crisis y reinventar nuestro estilo de vida y el modelo actual de consumo masivo hacia uno…

Participa

Caminas sobre un bosque pero en el suelo no hay más que hierba quemada. Sin árboles. Un sol que arde. Vas al mar y nadas sobre plásticos que son basura. Sin peces. Miras una foto de la Antártida, sin hielos. Sin pingüinos. Sin aves. No hay ecosistemas, ni hay aire para respirar. ¿Cómo será el día en que nos acabemos el mundo?

Ese día puede llegar. La humanidad actualmente usa un 60% más de recursos naturales de los que pueden renovarse, esto es como si viviéramos en 1.6 Tierras, de acuerdo con estimaciones de la página del movimiento Earth Overshoot Day.

Este movimiento busca concientizar a la población sobre las consecuencias del consumismo y la importancia del consumo responsable. Para ello, inventó una metodología que señala el día del año en el que la humanidad ya agotó todos los recursos que puede renovar nuestro planeta. Ese día se conoce como el Earth Overshoot day, o el día que sobre giramos los recursos de la Tierra. 

A partir de ese día, todo lo que consumamos el resto del año será a cuenta de recursos que que estaban destinados para los años siguientes y para satisfacer las necesidades futuras de la humanidad . En otras palabras, serán pérdidas para este planeta que registra un déficit ecológico desde 1970. 

La deforestación es uno de los principales causas de la pérdida de bosques y selvas
La deforestación es uno de los principales causas de la pérdida de bosques y selvas. © Jani Sipilä / Greenpeace

México tiene mucho que hacer en este tema: nuestro país ocupa uno de los primeros lugares en deforestación en el mundo. No hay una estimación exacta, pero se calcula que la tasas de deforestación a nivel nacional podrían ser de hasta 1.98 millones de hectáreas por año, de acuerdo con datos recopilados por la Cámara de Diputados en 2017.

Además, el consumismo es la causa del 60% de todas las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), de acuerdo con un estudio de distintas universidades de Estados Unidos sobre el consumo y las emisiones de efecto invernadero en 79 ciudades.  

La COVID-19 nos deja una lección 

Este año, el Earth Overshoot Day fue el 22 de agosto, tres semanas más tarde que el año pasado. De acuerdo con el movimiento impulsor, el COVID-19 hizo que la huella ecológica de la humanidad se contrajera.

Este cambio de fecha refleja la reducción del 9.3% de la huella ecológica de la humanidad desde del 1° de enero hasta el 22 de agosto, en comparación con el mismo período del año pasado, lo cual es una consecuencia directa, explicaron, de la cancelación de actividades presenciales no esenciales en todo el mundo. Dos de los principales causantes de la reducción son la Huella de Productos Forestales y la Huella de Carbono, que disminuyeron en un 8.4% y 14.5%, respectivamente.

Cambiar los patrones de consumo de recursos y retrasar así la llegada del día del sobregiro de la Tierra es una posibilidad siempre y cuando los gobiernos planneen y establezcan políticas públicas de corto, mediano y largo plazo para reducir el sobreconsumo y proteger el planeta.La verdadera sostenibilidad que permitiría a todos prosperar en la Tierra sólo podría lograrse por planeación, no por una epidemia, reconoció el movimiento.

Estas son algunas de las lecciones que, de acuerdo con la Global Footprint Network (que impulsó el Oververshoot day), podemos reflexionar para lograr una disminución en la huella ecológica que tenga repercusiones importantes para el medio ambiente:

  • Los gobiernos son capaces de actuar rápidamente, tanto en términos de regulaciones como de gastos, cuando ponen las vidas humanas por encima de todo
  • La humanidad constituye una entidad biológica y es más fuerte cuando actúa unida
  • Las empresas y las personas pueden organizarse y colaborar de manera poderosa y efectiva en la búsqueda de un objetivo compartido cuando reconoce que sus propias vidas, y las de las personas que aman, pueden estar en riesgo.
  • Las acciones necesarias que se requieren para protegernos a nosotros mismos, a nuestros hogares y a nuestras comunidades también protegen a otros; nuestras decisiones a todos los niveles tienen consecuencias para los que nos rodean.

Únete al reto por un planeta más sano. Consume menos y consume mejor.

¿Quieres hacer más por el planeta? Únete aquí