Los tips para ahorrar energía ya son un clásico. Sin duda, son una de las mejores maneras de empezar a tener hábitos eco amigables. 

Aplicando pequeños cambios se puede hacer un uso racional de los recursos y eso es muy motivador. Además, enseguida se amplía nuestra mirada y pasamos de un lugar de meros consumidores a tener un rol de cuidado activo y transformador. 

No exageramos, ser más eficiente con la energía nos lleva entender dónde y cómo se produce el gas y la electricidad que alimenta hogares, empresas y comercios. Y a valorarla más.

Y, una vez que se comprende que lo que hacemos sí marca una diferencia, ya nos estamos reconociendo como parte de una comunidad que necesita de la fuerza natural que nos sostiene. 

Por eso, te compartimos varias formas para que ahorres energía en tu casa. Tal vez algunas ya las pusiste en práctica, pero seguro hay opciones que nuevas que te desafiarán a seguir optimizando tu consumo. 

Heladera

Heladera abierta

Los que más consumen son la heladera y el freezer porque están más tiempo enchufados. Por eso, cuando tengas que cambiar alguno, elegí el que tenga mayor eficiencia energética.

Para el uso diario se recomienda:

  1. Regular la temperatura entre los números 2 o 3 (o los cinco grados centígrados.)
  2. Deshelar periódicamente para evitar que acumule escarcha o hielo.
  3. Mantener la parte trasera ventilada dejando un hueco entre la heladera y la pared para que pueda circular el aire. Cuidar que no haya polvo en esa zona.
  4. Ubicarla lejos de fuentes de calor (como el horno) y asegurarse de que no le dé la luz solar directa.
  5. Evitar introducir alimentos calientes que eleven la temperatura del interior.
  6. Colocar bien los alimentos, con espacio suficiente entre ellos para que el aire fluya y facilita el enfriamiento.
  7. Abrirla lo menos posible para evitar la pérdida de frío.

Cocción

Mujer cocinando rodeada de ollas y sartenes.
  1. Si usás hornallas eléctricas, procurar mantener tapadas las ollas para que los alimentos se cocinen más rápido. 
  2. Cuando uses microondas, no abras la puerta antes de que finalice el proceso de cocción. Siempre es preferible cortar los alimentos.
  3. Un buen consejo es apagar un poco antes del tiempo de uso y que los alimentos se terminen de cocinar con el calor residual

Iluminación

Mujer tomando con su mano una lámpara de bajo consumo encendida.
  1. Sustituir todos los focos viejos de tu casa por bombillas LED (consumen entre un 25% y un 80% menos de electricidad y duran de tres a 25 veces más que las tradicionales).  
  2. Procurar prender la luz sólo durante las noches o los días más oscuros.
  3. Si es posible, aprovechar la luz del día.    

Lavado

Hombre metiendo ropa dentro de un lavarropas.
  1. Para lavar platos, manos y ropa se recomienda hacerlo con agua fría
  2. Usar al máximo la capacidad del lavarropas.
  3. En caso de tener lavavajillas hay que tener presente que consume mucho. Por lo que se recomienda disminuir el número de lavados colocando bien la vajilla y aprovechando la carga completa.

Computadora
y celulares

Mujer utilizando dispositivos electrónicos.
  1. Reducir la cantidad de aplicaciones abiertas.
  2. Disminuir el brillo.
  3. Actualizar el software. 
  4. Evitar dejarlo conectado a una corriente de energía por más tiempo del que requiere.
Internet: ¿cuánto le cuesta al ambiente nuestra hiperconexión?

Tips extras: dos formas simples de ahorrar energía no tan conocidas 😉

Cerramos con estas dos ideas que ayudan a reducir tu consumo y cuidar al planeta:

✔️Disminuí el uso de planchas y cafeteras.

✔️Usá multicontactos (zapatillas) para conectar todos los aparatos que estés utilizando en ese momento. Cuando ya no los necesites, apagalo y listo.

A no olvidar que el sector de abastecimiento de energía es responsable del 35 % de las emisiones globales, siendo el mayor contribuidor en las emisiones de gases con efecto invernadero a nivel mundial. 

Así que nadie te puede decir que tus buenos hábitos no hacen la diferencia. El cuidado del planeta empieza por cada uno de nosotros 💪.

Unite al voluntariado

Gracias al voluntariado mantenemos el alma y la pasión por la defensa del medioambiente y llevamos adelante la lucha para proteger el planeta.

Participá

Fuentes: Greenpeace México y La Nación