Apoya la economía local y el acceso a alimentos sanos ante la crisis por COVID-19

Participa

¿Te gustaría cambiar tus hábitos de vida a unos más sustentables pero quienes están a tu alrededor te expresan opiniones y comentarios negativos? Te entendemos. La desinformación por parte de gran parte de la sociedad es un obstáculo muy peligroso para la toma de decisiones responsables con el medio ambiente.

A continuación te decimos una serie de falsedades que las personas suelen decir sobre la vida sustentable para ayudarte a desmentirlas. 

1.- Ser ecologista es una moda

Falso. El movimiento ecologista en el mundo tiene antecedentes que datan desde 1600, con expresiones colectivas de cuidado de los territorios y llamamientos a las autoridades a mejorar la calidad del aire y evitar los daños a los sistemas de vida más cercanos. La primera vez que Naciones Unidas organizó una conferencia mundial para hablar de ecología, desde un enfoque más contemporáneo, fue en 1970, de acuerdo con registros de la investigación Partidos verdes y movimientos ecologistas. En los años recientes este movimiento mundial no ha hecho más que crecer, fortalecerse y diversificarse o especializarse en distintas problemáticas urgentes para salvar al planeta. ¡Actúa por el planeta entrando aqui!

2.- Dejar de usar popotes y plástico de un solo uso no va a terminar con el problema

Engañoso. En México cada persona consume alrededor de 48 kg de plástico al año. Si un hogar de tres habitantes deja de consumir plástico durante un año, se habrán eliminado de los océanos 160 kilogramos. ¿Te imaginas si lo hicieran todas las familias de un edificio de departamentos? ¿o toda un pueblo? ¿o todo un centro de trabajo?

Logremos un México sin plásticos © Pedro Armestre / Greenpeace

En Greenpeace estamos conscientes de que el mayor compromiso lo deben hacer las corporaciones, quienes están obligadas a innovar técnicas de producción y distribución de sus productos que sean respetuosas con el medio ambiente, pero el esfuerzo de la ciudadanía expresado en cambios de hábito y mayor participación para exigir a los gobiernos sí puede hacer la diferencia. ¡Exige la prohibición de plásticos en México!

3.- Las dietas vegetarianas te hacen débil

Falso. Greenpeace encontró estos cinco jugadores de la NFL, algunos que han sido ganadores del Súper Tazón incluso más de una vez, que no consumen alimentos de origen animal, por lo que se consideran vegetarianos o veganos. Su dieta sin carne nunca ha sido un obstáculo para desarrollar todo su potencial, por el contrario, algunas y algunos deportistas han incluso escrito libros sobre cómo una dieta sana y sustentable puede dotarte de más energía para realizar actividades de alto rendimiento.

Disminuye tu consumo de carne y protege al planeta © Mitja Kobal / Greenpeace

Entre la gran variedad de alimentos de origen vegetal existen productos con vitaminas y componentes que nutren al cerebro, como vegetales de hoja verde, las nueces, el cacao y varias frutas. Una dieta equilibrada ovo-lacto vegetariana, basada en vegetales con una ingesta moderada de huevos y productos lácteos, es el tipo de dieta basada en vegetales más común y cubre todos los requisitos nutricionales, de acuerdo con el reporte de Greenpeace Menos es Más.

Además, disminuir el consumo de carne en tu dieta, ayuda a proteger el hogar del jaguar, te decimos cómo.

4.- Consumir vegetales daña el planeta tanto como consumir carne

Falso. La agricultura no sustentable es una amenaza al planeta, pero la producción de alimentos de origen animal es una amenaza aún mayor. De acuerdo con el informe Menos es Más, el sistema alimentario es responsable del 80% de la deforestación actual de algunos de los bosques con mayor biodiversidad del planeta, siendo la expansión de la ganadería y la producción de piensos (alimento para animales) la principal causa individual de esta destrucción. 

Apoya la economía local y el campo mexicano

Los productos de origen animal contribuyen a alrededor del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con los alimentos. La carne y los productos lácteos son los elementos de nuestra dieta que mayores daños causan al clima y medioambiente en genera, de acuerdo con ese informe. ¡Apoya la economía local y el acceso a alimentos sanos!

5.- Causan más daños ambientales las industrias que los automóviles

Falso. Las consecuencias negativas de la producción y el uso excesivo de automóviles en las ciudades es exponencial. De acuerdo con las Naciones Unidas, en algunas zonas metropolitanas como en el Valle de México las emisiones generadas por vehículos, representan hasta un 60% de la contaminación total por partículas suspendidas gruesas (PM-10), pero es no es lo más grave. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren en nuestro país 14 mil 700 personas a causa de enfermedades asociadas a la contaminación del aire. 

Tránsito lento en Viaducto, una de las avenidas principales de la Ciudad de México © Greenpeace

El auto contamina y causa daños desde que se fabrica, cuando se usa e incluso después de usarse, pero su producción masiva no está justificada, pues se tiene contabilizado que en cada auto privado se trasladan en promedio 1.2 personas por unidad.

Cambiar los hábitos de consumo implica también asumir una posición ética ante la vida. Algunos sectores, principalmente aquellos que ponen por encima los intereses económicos, no van a estar de acuerdo, pero no dejes que eso te desmotive. Al contrario, es momento de ser más fuerte, respetar tus convicciones e inspirar a otras personas. 

¿Quieres hacer más por el planeta? Súmate aquí.