Want to do more?
#ConsumoResponsable Consume menos, consume mejor

Hoy tenemos la oportunidad de hacer frente a esta crisis y reinventar nuestro estilo de vida y el modelo actual de consumo masivo hacia uno…

Participa ×

El 14 de febrero, conocido como el “Día del Amor y la Amistad”, puede ser una excelente fecha para transformar algunas ideas y hábitos de consumo que son innecesarios en nuestra vida y le hacen daño al planeta. Te damos algunas ideas.

Lo primero es que no necesitamos una fecha para celebrar, tratar con amor y expresar lo que sientes. Lo segundo es que, si ya vamos a celebrar esta fecha, no es necesario caer en el consumismo ( es decir, la cultura de comprar, usar y tirar que nos ha llevado a un sobreconsumo que explota desmedidamente los recursos naturales y a la gente) para decirle a quienes queremos que son personas importantes en nuestras vidas. Al contrario, la mejor manera de demostrarlo es cuidando el espacio que habitamos todas y todos.

Estas ideas podrían ayudarte a expresar lo que sientes sin gastar de más (dinero y recursos):

  • Plantas: En lugar de regalar flores que van a morir en menos de una semana, regala vida. Una pequeña planta puede crecer durante años y florecer, dar semillas y traer nuevas plantas que den oxígeno y vida al planeta. 
  • Una cena vegana: prepara un platillo fuerte y un postre libre de productos animales pero rico en verduras, semillas y mucha creatividad. Con esta cena, además de tener un gesto de amor con quienes quieres, puedes demostrar que la dieta basada en plantas puede ser tan rica y variada que va muy bien con los momentos más especiales. Te dejamos un blog con algunas ideas de estas recetas. 
Variedad de comida vegana
Platillos a base de plantas. © Mitja Kobal / Greenpeace
  • Experiencias: las cosas materiales no son siempre las más duraderas; muchas veces las buenas experiencias se convierten en recuerdos invaluables. Invita a las personas que quieres a compartir algo especial contigo: un viaje en bici, una caminata por tu lugar preferido, un momento de lectura en un parque, un deporte, o lo que más disfrutes hacer. 
  • Una manualidad: puede sonar a cliché pero muchas veces los regalos que hacemos con nuestras propias manos tienen un significado más importante que las cosas que compramos en tiendas porque fueron hechos de manera exclusiva para quien los recibe. Si lo tuyo es dibujar, bordar, escribir o cualquier otro talento, aprovéchalo.  
El do it yourself abarca cualquier tipo de proyecto en donde se reusan materiales para crear nuevos objetos.
El do it yourself abarca cualquier tipo de proyecto en donde se reusan materiales para crear nuevos objetos. © Constantinos Stathias / Greenpeace
  • Consume local: si no tienes tiempo para elaborar tú mismo el regalo, intenta no consumir en las grandes cadenas. Pregunta entre quienes conoces si elaboran o venden productos artesanales que les puedas comprar o consulta nuestro directorio de consumo responsable. Los jabones, las velas, los licores, las libretas y las joyas de elaboración artesanal podrían ser un buen regalo y, al mismo tiempo, favorecen las cadenas cortas agroalimentarias, las cuales constituyen los modelos de alimentación y consumo más saludables y responsables con el medio ambiente. 

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la producción mundial de ropa y calzado genera el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI). El consumo de alimentos provenientes de la agricultura y ganadería industrial deja en México 15% de las emisiones de GEI, y el consumo de plásticos contribuye también a la emisión de GEI, desde la extracción de los recursos con los que se producirán (combustibles fósiles), su fabricación, su transporte, hasta su disposición final. 

El 14 de febrero es una gran fecha para empezar a transformar todos los hábitos que nos hacen daño; un acto de amor invaluable es cuidar el mundo que habitamos.

¡Súmate y actúa por el planeta! 👇