¡Exijamos leyes que prohiban los plásticos de un solo uso! Las corporaciones evaden su responsabilidad porque no existe un marco que las regule. Desplastifiquemos México.

Participa

La contaminación por plásticos inunda prácticamente todos los sitios del planeta, investigaciones de diversas partes del mundo han encontrado plásticos en el hielo del Ártico, en las profundidades de los océanos, en los estómagos de los peces y otras especies marinas, en el agua que bebemos, en nuestros alimentos, como la sal de mesa o la miel, e incluso en el polvo o en el agua de lluvia.

Tristemente, esta realidad también está presente en las Áreas Naturales Protegidas (ANP) de nuestro país, que son sitios terrestres o acuáticos que albergan una amplia biodiversidad y poseen una gran belleza natural, por lo que están bajo alguna categoría de protección con el fin de preservarlas. 

El nuevo estudio de Greenpeace México, “Impacto de la contaminación por plásticos en las Áreas Naturales Protegidas Mexicanas”, da cuenta de esta realidad. Aquí los principales resultados del informe.

Impacto de la contaminación por plástico en las áreas naturales protegidas en México
Contaminación plástica

En todas las Áreas Naturales Protegidas encontramos basura plástica

  1. Basura flotando en la superficie

Se encontraron 664 piezas plásticas flotando en el mar, equivalentes a 83 piezas por cada 40 km2. Puerto Morelos, Mahahual y Cozumel fueron los sitios donde más plástico flotando encontramos.

  1. Basura plástica en el arrecife

Registramos 151 piezas plásticas en el fondo de los sitios arrecifales evaluados, equivalente a 0.60 piezas por cada 180 m2. Puerto Morelos y Veracruz son los sitios con mayor presencia de plásticos en el fondo. 

  1. Estimación de piezas por cada km2 

Al realizar una estimación por km2 de cuánto plástico hay en la superficie y el fondo del mar, observamos que para la superficie había 2 piezas plásticas por cada km2, mientras que para el fondo, la cifra de piezas plásticas calculada por cada km2 es de 3500. 

  1. Zonas de influencia, los lugares más contaminados

Las zonas de influencia, adyacentes a las ANPs, de Cozumel y Mahahual, tuvieron mayor presencia de plásticos en el fondo, llegando a calcular hasta 27 mil y 20 mil piezas por cada km2 respectivamente.

  1. Distribución de los plásticos en el fondo del mar

Los plásticos registrados en el fondo se encontraron principalmente en el sustrato de los arrecifes, estando en contacto directo con organismos marinos, lo que puede traer afectaciones a los mismos.

Plásticos encontrados durante la investigación
  1. Tipo de plástico encontrado

·      Respecto al tipo de plástico que encontramos en el mar, pudimos identificar que el 60% fueron fragmentos de diversos plásticos (por ejemplo de unicel), mientras que los demás fueron bolsas, tapas, botellas, contenedores desechables, popotes, cepillos de dientes, entre otros. 

  1. Fragmentos: ¿posibles microplásticos futuros? 

·     De estos fragmentos, pudimos notar que en la mayoría (casi el 70%) no era posible identificar que eran anteriormente, debido a su desgaste, mientras que el resto fueron fragmentos de unicel. ¿Qué implicaciones tiene el hecho de ver que hay plástico fragmentado y que este plástico que encontramos está muy desgastado? El hecho de que plásticos grandes se están convirtiendo en plásticos más pequeños que eventualmente son catalogados como microplásticos. 

  1. Basura internacional

Asimismo, nos dimos a la tarea de identificar el origen de la basura que encontramos, debido al alto desgaste de todas las piezas, solo se identificó el origen del 3.5 % del total de piezas registradas. Identificamos que esta basura plástica proviene de 12 países distintos. Encontramos basura mexicana, de Estados Unidos, República Dominicana, Jamaica, Puerto Rico, Guatemala, Colombia, Ecuador, Italia, Francia, Singapur y Turquía.  Respecto a las marcas de estos plásticos, resaltan las que producen y comercializan productos de un solo uso, como Coca-Cola y PepsiCo.  

ANP

Pero, ¿por qué están llegando residuos plásticos a nuestras ANPs? La respuesta se encuentra en la cultura del usar y tirar y en el sobreconsumo que hacemos de productos diseñados para usarse sólo por un par de minutos o un par de veces y después tirarse, lo que está generando una gran cantidad de residuos innecesarios que podríamos evitar si optamos por opciones reutilizables. Por ejemplo, en lugar de comprar botellas de PET o usar bolsas plásticas para el súper, que fueron de los principales plásticos hallados en el estudio, podemos elegir usar un termo o una bolsa reutilizable que mantengamos con nosotros por mucho tiempo sin que se conviertan en basura. 

Ante este problema, las empresas deben innovar para darnos opciones libres de plástico, y aquí la reutilización también es la clave. Sistemas de reutilización y refill se están implementado en todo el mundo con grandes resultados y beneficios ambientales.  Aquí puedes leer más sobre cómo los reutilizables son posibles.  Por su parte, es urgente que el Senado de la República no postergue más su responsabilidad de modificar la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) de modo que se ponga un punto final a este problema ambiental desde su raíz: la producción y el consumo de desechables. 

Investigaciones como éstas son muy importantes para mostrar a las empresas y a los tomadores de decisión en México que la contaminación plástica es un problema real para nuestro país, de ahí que es urgente actuar para solucionarlo.

Gracias a todas las y los socios que con sus aportaciones hacen posible el trabajo científico de Greenpeace México.

¿Quieres hacer más por el planeta?

Únete aquí 👇